lunes, 16 de mayo de 2011

SISTEMAS CONSTRUCTIVOS Y MATERIALES RECICLADOS


SISTEMAS CONSTRUCTIVOS
Los Sistemas Constructivos representan un aspecto muy importante en el desarrollo de futuras urbanizaciones y edificaciones en general, ya que en su mayoría implican menos peso en la edificación, mayor rapidez constructiva, menos costo y mayor calidad.

Los sistemas constructivos pueden ser Adintelado, abovedado, de estructuras internas. Existen diversas formas de construir según el tipo y el lugar. La forma de construir depende del nivel tecnológico de la sociedad que construye y de las necesidades que ésta sociedad manifiesta.

En cualquier caso, el sistema constructivo utilizado por una comunidad en cualquier caso refleja parte de su personalidad puesto que al construir se pretende transformar el medio natural en un medio artificial adoptado a las necesidades del hombre y el proceso de transformación revela las necesidades a cuya solución conduce.. Desde que el hombre abandonó el refugio que le brindaba la caverna, hasta hoy, han ocurrido tres descubrimientos estructurales que han dado lugar a tres sistemas de construir diferentes: Adintelado, Abovedado, De estructuras internas...

La arquitectura adintelada. Surge cuando el hombre observó que dos elementos verticales pueden soportar un tercer elemento. Este sistema basado en el dintel y la columna es el más antiguo. Su origen se encuentra en la arquitectura lignaria (de madera) de la cual no nos quedan testimonios. Las primeras muestras de arquitectura adinteladas pétrea, están en los dólmenes históricos, que son grandes lozas verticales que sostenían otra horizontalmente sobre ellos. También en Egipto se utilizó el sistema adintelado en sus grandes obras. Grecia llevó este sistema a la perfección. Los bloques de piedra extraídos de las canteras (minas de piedra) transportados a las obras donde se acababan de tallar, cuando estaban en su emplazamiento definitivo se pulimentaban. Aunque se conocían los materiales aglomerantes, se prefería el ajuste perfecto de los sillares (bloques de piedra cortados a escuadra, o sea, a ángulos rectos). Otro sistema que podemos considerar como una variante del adintelado es el de los muros de carga, usados en especial en la arquitectura popular doméstica el cual es mucho más económico.

El sistema abovedado tiene su base en el arco o elemento sustentante de forma curva destinado a salvar un espacio más o menos grande formado por piedras talladas en forma de cuña (dovelas). El arco básico es el de medio punto, una bóveda es una obra de fábrica de forma arqueada cuya misión consiste en cubrir un espacio comprendido entre dos muros o soportes creando un techo o una cubierta. Sus formas pueden ser múltiples según el arco pero todas se derivan en dos fundamentales que son: la cilíndrica y la esférica. En sus orígenes, el sistema abovedado está ligado a la arquitectura de ladrillos, aparecida en oriente próximo (España, Persia) donde la escasez de piedra y bosques obligó a la búsqueda de nuevas soluciones. Roma tomó el sistema abovedado de los etruscos (de procedencia Oriental) y lo usó para cubrir impresionantes espacios. La arquitectura de estructura Interna. La arquitectura basada en las líneas de fuerza surge en el siglo XIX con el advenimiento del hierro y de la ingeniería y con la aparición del neogótico. Las nuevas construcciones, como el Cristal Palace -1851- y la Torre Eiffel -1889- son una clara muestra de las posibilidades de los nuevos materiales aplicadas a las líneas de fuerza. Así el uso del hormigón armado permite crear un esqueleto interno para el edificio, así como la creación de voladizos que enriquecen la composición tanto en planta como en volumen. Al concentrarse los empujes en el esqueleto interior, los muros sirven simplemente para marcar los límites del espacio interior, de manera que pueden convertirse en ligeras mamparas de vidrio, muros, cortinas y adoptar cualquier forma deseada. Debemos destacar los hallazgos que se han realizado en el campo de los pre-fabricados entendiendo como tales no solo aquellos elementos constructivos realizados fuera de la obra (casi todos), sino al montaje en la misma de grandes paneles que se ensamblan como elementos de fachadas, suelo, techo, etc




 MATERIALES RECICLADOS Y NOVEDOSOS
Materiales de reciclado, lo nuevo en la construcción de viviendas
Además de ayudar a la mejor conservación del medio ambiente, estos materiales se pueden utilizar en la construcción de viviendas y con ello podrás ahorrar hasta 50 por ciento de los costos.
El uso de material reciclado en la construcción es ya una realidad en la capital del país y será una necesidad en los próximos años.
Enrique Granel, gerente Concretos Reciclados, compañía que se dedica a reciclar material de la construcción, dijo que pese a que esa firma es la primera en su tipo en el país, se calcula que se necesitarían 20 plantas más para captar todos los desperdicios que se generan.
Según Granel, a diario se producen en el Distrito Federal de cinco mil a seis mil toneladas de escombros, y se estima que en el futuro los números aumentarán. Incluso, el porcentaje de desperdicios que se acumula en la zona metropolitana serviría para llenar cada mes el Estadio Azteca.
El trabajo de la empresa Concretos Reciclados consiste en recibir productos como tabiques, ladrillos, concretos, cerámicos, arcillas, blocks, adocretos y mamposterías, y los transforma en materiales para carpeta asfáltica en frío, tabicón y grava controlada.
El tipo de material que contiene diferentes elementos como cerámica, ladrillo o mampostería puede usarse como base en la construcción, mientras que el que se obtiene de la demolición de concreto sirve para capas de base hidráulica.
Granel expuso que el material reciclado se puede utilizar en cualquier construcción residencial, aunque en edificios todavía no hay suficientes estudios para determinar si se pueden aplicar o no. Las ventajas del material reciclado respecto a los nuevos son muchas.
Para empezar, un desecho ayuda a que no se genere contaminación y basura en el medio ambiente, además, son 50 por ciento más baratos que uno normal e incluso, de mejor calidad, pues tienen componente de cemento que al triturarse se reactiva, y la construcción con este tipo de productos es de más calidad.
Según la Secretaría del Medio Ambiente, el empleo de reciclados contribuirá a disminuir el derroche de materiales vírgenes en la edificación de vivienda y a preservar áreas naturales y comunes, que en algunos casos sirven para tirar el escombro.
Al mismo tiempo, los desechos también generan ahorros en los acarreos, pues cada vez se traen materiales vírgenes de sitios más lejanos.
Por ejemplo, mientras un camión de arena de mina cuesta arriba de 800 pesos, en el caso del reciclado el costo no supera los 400 pesos, aun llevándolo al lugar más lejano de la zona metropolitana del Distrito Federal.
Granel externó que en el reciclamiento se puede dar un círculo virtuoso, pues cuando se decide tirar alguna construcción se puede encargar a los fleteros que lleven el desecho a la planta y a cambio pueden comprar un producto reciclado para volver a edificar.
Un fletero cobra mínimo 800 pesos por camión y este desperdicio va a tiraderos clandestinos, y si se le pide llevarlo a la planta para su reciclaje éste se cobrará un poco más por camión, pero a cambio se venderá en 20 pesos el metro cúbico de material reciclado, mientras en una mina esta misma medida se encuentra en 60 u 80 pesos.
La demanda de este tipo de escombros en la capital del país es limitado, porque la gente no conoce sobre las bondades del material, las que incluso pueden ser superiores al natural, externó Granel.
Según la norma vigente en el Distrito Federal sobre demoliciones, a partir de julio pasado aquéllos que deseen tirar alguna construcción deben entregar parte de los residuos a una planta recicladora.
En la actualidad, el porcentaje que se debe entregar es de 30 por ciento y se prevé que llegue a 100 por ciento.
Ante esta situación, Granel expuso que el reciclamiento puede traer múltiples beneficios tanto para el bolsillo de la gente como para el medio ambiente.
El directivo externó que todavía no hay una cultura de reutilización, pero si no se hace algo al respecto llegará el momento en que la ciudad se inundará de escombros.
Permiten un menor gasto de energía
Las construcciones con materiales distintos al tradicional van a la alza. Raymundo Fernández, representante en México de la compañía Contec, explicó que desde hace algunos años materiales como la tablarroca, el panel y los concretos celulares ganan más terreno en el mercado. Y si bien el proceso es lento, tarde o temprano serán los líderes en el mercado. Por ejemplo, el directivo detalló que en el caso
de la tablarroca le llevó 40 años entrar al mercado, pese a su limitado uso en las construcciones. Ahora lo que sigue es la entrada con más fuerza de concretos celulares, los cuales se convertirán en el ?tabique del futuro?, pues tienen mayores ventajas que el tradicional ladrillo. Por lo general, los paneles de concreto son prefabricados de manera exacta, lo que permite menores desperdicios, un ahorro considerable en el
tiempo para construir y también se logra economizar en otros materiales. Según Contec, de acuerdo a pruebas experimentales junto con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el concreto celular reporta ahorros de hasta 35 por ciento en el consumo eléctrico por el concepto de aire acondicionado o calefacción. También aguanta hasta mil 200 grados centígrados durante cuatro horas sin romperse al Exponerse al agua, a diferencia de otros concretos. Por otro lado, en el mercado también hay una gama del poliestireno expandido, el cual se puede utilizar para construir viviendas completas. Este material tiene capacidad de aislamiento térmico, es ligero y sus propiedades de resistencia mecánica son adecuadas en la construcción de inmuebles. En suma, la entrada al mercado de nuevos productos es una opción para construir de manera diferente y dejar atrás los materiales tradicionales, insistió Raymundo Fernández. Explicó que en Estados Unidos y Europa la mayoría de las construcciones se llevan a cabo con nuevos materiales, a diferencia de México, donde sigue prevaleciendo el tabique como el que reporta la mayor demanda.
Existen cantidades importantes de materiales, de costo bajo o nulo por ser residuos: entre otros, los plásticos procedentes de envases descartables de bebidas, y de los envoltorios de alimentos.
Estos materiales, que no son bio-degradables, actualmente son enviados a predios de enterramiento sanitario municipal, o quemados en basurales clandestinos, generando graves problemas de contaminación ambiental. Sólo un pequeño porcentaje de los mismos es reciclado.
En esta investigación se propone una nueva alternativa tecnológica para la producción de la vivienda de interés social, más económica y más ecológica que otros sistemas constructivos tradicionales. Se basa en un reciclado integral de los plásticos mencionados, para la fabricación de elementos constructivos, triturados y mezclados con cemento Portland, en reemplazo de los áridos de un hormigón tradicional.
Ejemplo, en la Placa Beno patentada por el CEVE se utilizaron ladrillos comunes de tierra cocida para constituir placas premoldeadas; en el sistema constructivo MAS se utilizaron bloques de hormigón rellenados con suelo-cemento; en el sistema constructivo Ferrocemento se utilizaron placas de poliestireno expandido como paredes de una vivienda al combinarse con una malla de acero y recibir la aplicación de un revoque, etc.).
Con la nueva tecnología que se presenta en este trabajo se invierte este concepto, puesto que se utilizan materiales no tradicionales (plásticos reciclados) en forma tradicional (para constituir ladrillos o bloques, que se utilizarán para levantar mamposterías).
La otra materia prima utilizada, los papeles plásticos para embalaje de alimentos (Fig. 2), es un rezago de producción de fábricas por fallas de impresión o espesor de las láminas. En esta investigación se utilizó en su totalidad el papel donado por la empresa Converflex (ARCOR) ubicada en Villa del Totoral, al norte de nuestra provincia.
La producción de papeles plásticos de esta planta es de 190 tn/ mes, de las cuales 40 tn/ mes son rezagos [4]. Estos papeles están constituidos por PVC, PE, BOPP y Aluminio.
La planta sólo recicla láminas de PVC, el resto del material es depositado en el Predio de Enterramiento Sanitario de la ciudad de Córdoba. Mediante un convenio, el CEVE recibe gran parte de estos rezagos.

OBJETIVOS
- Abaratar costos en la construcción de viviendas de interés social.
- Dar un destino útil a parte de los residuos que contaminan el medio ambiente, con una visión ecológica.
- Generar nuevas fuentes de trabajo y organización comunitaria en sectores de escasos recursos, dentro de la industria de la construcción.
- Posibilitar la auto-construcción con una tecnología sencilla y económica, para que mejoren su calidad de vida personas de imposible acceso a la vivienda convencional.
- Posibilitar la participación de mujeres en la construcción, mediante el desarrollo de elementos constructivos de bajo peso y fácil manipulación.
- Reemplazar en parte sistemas constructivos tradicionales que producen a la larga deterioro del medio ambiente (por ejemplo, la mampostería de ladrillos comunes de tierra cocida).


CARACTERÍSTICAS DE LOS ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS
• Peso:

Los ladrillos, bloques y placas elaborados con plásticos reciclados son livianos por el bajo peso específico de la materia prima. Su peso es sustancialmente menor al de otros cerramientos tradicionales que se usan para la misma función

• Conductividad térmica: Los elementos constructivos obtenidos son malos conductores del calor, por lo que proveen una excelente aislación térmica, superior al de otros cerramientos tradicionales

• Resistencia mecánica: Un cerramiento realizado con placas de PET tiene una resistencia similar a la de otros cerramientos realizados con elementos constructivos tradicionales (Tablas 3 y 4). Ladrillos y bloques con plásticos reciclados tienen una resistencia menor a la de otros elementos constructivos tradicionales, pero suficiente para ser utilizados como cerramientos de viviendas con estructura independiente antisísmica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada